viernes, 23 de septiembre de 2022

Superman no paga impuestos (Clark Kent sí)

¿Quántas vegadas ha salvau lo mundo Superman? ¿Quánta chent de l'universo DC le debe la vida suya? ¿De quántas menazas nos habrá librau? A qualsiquier que gosase ir t'a Fortaleza d'a Soledat a trucar a la puerta y demandar-le que pague los trimestres se lo mincharía la sociedat. ¿Como s'atrive un burocrata, un funcionario, a exichir-le tributo a lo salvador d'a humanidat? No, Superman no paga impuestos si no quiere. Atra qüestión ye Clark Kent, que nomás ye un periodista, que va ta l'oficina d'o Daily Planet, fa las suyas 8 (u 9, u 10, u ....) horetas, que probablement siga como falso autonomo y, como ciudadan que ye, ha de pagar como todas y totz. Son la mesma persona. La sola diferencia entre ells ye lo trache y, sobre tot, la manera en que los percibe la sociedat.

En lo nuestro universo, ixe a on que dengún no vuela, ni fa rayos con los uellos, ni controla l'orache, lo magnetismo u garra atra fuerza d'a naturaleza, no tenemos superherois. No i hai dengún que repeleixca las enrestidas alienichenas ni las invasions infernals. Asinas que pa que seguntes que personas no paguen impuestos cal fer-les lo trache de superheroi, cal dar-les lo superpoder d'o capitalismo, que consiste en creyar d'a no-cosa un elemento machico que se diz "puestos de treballo" y que, tamién por artes arcanas, produz diners. Con ixe poder SuperAmancioOrtega u JeffBezosMan consiguen la mesma licencia que tien Superman en lo suyo universo: no estar sucheto a las leis humanas ni haber de pagar impuestos ni costodias si no quieren. Las suyas capas y armaduras no las fa Reed Richards con traches de moleculas inestables, ni son teixius con tecnolochía d'atros planetas. Las fan los suyos medios de comunicación que financian, por eixemplo, con los diners que s'escusan de no pagar ixos impuestos. 

Mesmo n'i hai de superherois mas afortunaus. Porque a la fin, Superman y Clark Kent son la mesma persona y, a lo menos un d'ells, ha de presentar lo 303, pero antimás de que Batman salve lo mundo, barrunto que Bruce Wayne ye tant evasor d'impuestos como qualsequier miembro d'a reyaleza d'as monarquías terrestres. Porque si yes un Wayne, u un Stark, nos dicen que la tuya riqueza tien lo suyo orichen en que yes un "chenio d'a tecnolochía" y no pas en tener una familia con mas cauquerré que PIB tien bell país chicot, como s'encargan de recontar-nos en los comics d'una y atra d'as casas d'o mainstream. Y si les pilla hicienda, ya trobarán bella manera d'enguerar-les lo marrón a Alfred u a Jarvis, que los ricos, de leyaltat, la chusta. Ni lo Capitán America con lo Mjolnir, ni Thor clavando-le l'astral a Thanos, ni garra atra scena d'o Universo Cinematografico Marvel puet competir con la sinceridat de Tony Stark declarando debant d'o mundo que "ha privatizau con exito la paz mundial".

Asinas que, quan salga en la tele lo rico de turno explicando quánto aporta a la sociedat u que va a donar no se qué equipos a un hespital, u que van a plantar una parrafiquera d'arbols pa compensar lo CO2 que fan las suyas interpresas, nos cal fer servir la kriptonita, sacar-le los suyos poders y lo vestuache de coloretas, y convertir-lo en un simple Clark Kent que, como totz, ha de contribuyir con la parte que le pertoque a la vida en común.

martes, 20 de septiembre de 2022

La oficialidat, como poco

En lo tiempo que levo d’activista en desfensa de l’aragonés he visto a-saber-los cambios d’estratechias y alianzas, he visto lo movimiento por l’aragonés abanzar y recular, unir-se y esmicazar-se de tot, he visto asociacions naixer y morir chunto a diferents coordinadoras y plataformas… La sola cosa que no cambiaba yera una serie de reivindicacions y obchectivos que todas tenebanos claros como horizont y demandas a fer-le a las diferents administracions. Ixo empecipió a cambiar en bell momento y acumulo a ixa falta d’obchectivos comuns buena parte d’os problemas que tenemos como (no) movimiento politico-cultural. Un d’ixos cambios, lo que mas me deixó sin sangre en la pocha, ye que en bell sector s’empecipió a decir que la oficialidat no yera important, que espantaba a la chent y que s’asociaba con imposición, renunciando asinas a la demanda mas basica. Porque ixa oficialidat no ye l’obchectivo final, ye lo primer. Ye lo minimo.

Istos dias Heraldo “informaba” de que “Lo Ministerio [espanyol d’Educación] atura que l’aragonés siga una especialidat docent en no estar luenga cooficial.” Con ixa decisión los ventiún docents que hue treballan en lo país fendo clases d’a materia continarán en una situación de precariau y irregularidat. Ye una d’as sincusas mas comuns que nos trobamos cada vegada que queremos fer qualsequier tramite oficial en aragonés: no ye luenga oficial. Cuento que, tot y que no en siga, si bi hese voluntat politica, la ministra d’Educación y ciudadana aragonesa Pilar Alegría hese feito lo posible y apanyau la papelamenta que calese pa que ixo no fuese un entrepuz. Que si quieren, seguro que troban la manera churidica de fer-lo, que pa atras cosas bien que se i fan. Pero la sincusa d’a no oficialidat ye tant a man y tant facileta que quasi no han d’adedicar ni un minuto a buscar-ne garra atra.

Somos en lo mundo occidental y burocratizau y pa que la luenga nuestra tienga futuro ha de tener las mesmas ferramientas que toda la resta. Mas que mas que las luengas que tenemos arredol. Será triste y inchusto, y toda una pena que la resta d’a humanidat y d’a chent con qui convivimos no entienda la importancia d’o patrimonio lingüistico, pero ye asinas. Tot y podendo fer servir todas ixas ferramientas (autoridat lingüistica, amostranza de y en la luenga, norma culta, medios de comunicación….) l’aragonés lo tien prou dificil pa arribar en lo sieglo XXII como qualcosa que no siga propia de museu etnolochico. Cada una que nos ne falte será un entrepuz mas pa ixe obchectivo. Asinas que no, no podemos renunciar a denguna d’ellas.

Deciba belún, quan se va creyar la DGPL y va empecipiar lo suyo desarrollo normativo d’a Lei de no-luengas, ixa que contina sin nombrar a l’aragonés y lo catalán con los suyos nombres, que l’aragonés ya yera oficial de facto. Antiparte d’estar una gran mentira, como qualsequier que no siga un hooligan d’o debantdito organismo publico entiende, la oficialidat, por definición, ha d’estar de iure. Porque ye ixo y nomas ixo (y no menos) lo que significa la oficialidat: un reconoiximiento churidico d’una realidat social, que ye que existe una luenga, que se diz aragonés, que conecta dreitament con la luenga historica que se charró en quasi tot Aragón y que hue encara la continamos charrando bellas personas que, alavez, tenemos una serie de dreitos lingüisticos individuals y colectivos como ciudadanas y ciudadanos aragoneses que somos.

Tot lo que se fa en desfensa de l’aragonés ye important. Tota pedra fa paret, que dicen en catalán. Cuento que en aragonés tamién existirá ixa mazada u en tendremos de belatra parellana. Pero, centrando-nos en atras qüestions, importants, sin dubda, s’ha deixau, por impopular, por cansa, por fé en las institucions, por la imposibilidat de chuntar-nos en una cambra sin acabar a lapos u por lo que siga, toda luita y reivindicación politica. Entre ellas, la luita por la oficialidat. Asinas que sisquiá siga iste curso 22/23 lo que recuperemos ixa viella y vital demanda. Nomás con tener ixo claro, ya s’empecipiaría un nuevo camín.

miércoles, 7 de septiembre de 2022

Opinions dichitals

Quan estudiaba electronica bi heba dos brancas que, a primer vista, teneban poco a veyer: l’analochica y la dichital. La diferencia mas basica ye en las valors que pueden prener las magnitutz medidas. En dichital tot se mide seguntes dos valors: zero y uno. Asinas que qualsequier atro numero cal construyir-lo a traviés de combinacions d’ixos zeros y unos, que son la representación, en realidat, d’atros parametros como lo voltache. Un valor entre 4 y 5 voltios en un circuito, por eixemplo, representaría un uno, y uno d’entre 0 y 2 voltios un zero. No i hai atras posibilidatz. ON/OFF. Funciona/no funciona. En analochica, manimenos, cada valor tien un resultau diferent. Un eixemplo cutiano serían las luces. Un interruptor “dichital” puet estar activau u no y tendremos luz u no en tendremos. Un “analochico” sería una d’ixas ruedetas que fan que la luz d’a lampa tienga mayor u menor intensidat. I hai infinitos valors entre la “luz total” y la “foscor total”. Ya podetz entrefilar-tos que ye mas embolicau que isto, pero cuento que la explicación ye prou pa la intención d’o post.

Quan se diz que vivimos en una sociedat dichital se gosa fer referencia a la cantidat de cataticos que fan servir la electronica dichital y la informatica en la nuestra vida cutiana. Pero antimás creigo que tamién nos hemos creyau una sociedat dichital quanto a la manera d’opinar de quasi tot: con zeros y unos, sin toda la infinitidat de valors que i hai entre ixos dos numeros.

En zagueras nomás se puet amar u odiar lo que siga. No puetz estar-te indiferent. No te puet fer simplament una mica de goyo, u creyer que tien cosas buenas y malas. Isto s’aplica en politica, prou que sí, pero tamién en qualsequier atro campo: cultura, aficions, moda…

Un comercial, quan nos daba la maldita enqüesta de satisfacción que imposan agora las interpresas, nos avisaba a escuchetes de que nomás valeba lo 9 y lo 10 como “bien” y que toda la resta de notas yeran “mal” y no cobraría no se qué plus. Describe perfectament la dichitalización social que en charro, en pasar d’ixa escala mas cercana a l’analochica - encara que no pas sensu stricto - a la binaria.

En electronica i hai circuitos que responden a l’inte a l’estimulo d’entrada. Malas que s’activa una tecla, por eixemplo, s’enchega la luz. N’i hai d’atros que van a moniquet. En ixos, la luz iría puyando la suya intensidat poquet a poquet dica plegar en la valor final que se deseya. Ista sociedat dichital, en iste sentiu, tien tendencia a estar d’os primers.

Asinas que malas que se publica la zaguer canción d’o grupo de moda, amaneixe lo trailer d’a siguient serie de l’anyo, s’informa d’a mida politica que siga… de camín totz hemos de estar en lo zero u l’uno. A l’inte y sin pasar por garra valor meyo. Sin tiempo pa poder analisar con calma lo que i hai u puet haber-ie de bueno y de malo.

Amo y odeo cosas. Prou que sí. Soi una persona muit apasionada y quan bella cosa m’emociona, pa bien u pa mal, me hooliganizo una miqueta, he de reconoixer-lo. Tampoco no me pienso que siga malo. De feito, tiengo tendencia a desconfiar d’as personas mielsudas. Pero chunto a ixas pasions y opinions radicals, en convive una patacada d’atras que traviesan totz ixos valors meyos. De muitas novedatz tardo a saber qué tiempo en formar-me una ideya, habendo de pensar-ie, repensar-ie y remugar las suyas virtutz y defectos. Y en veyendo las opinions d’otri, i hai vegadas que cambeo d’opinión. Porque sí, ixo ye posible y mesmo sano. No entiendo que bi haiga tanta chent que siempre, tot y a l’inte, le pareixca u una choya u una mierda.

Sí que ye verdat que tamién en ista sociedat dichital i hai una tercera valor antiparte d’o zero y l’uno, d’o fav y lo hate: lo meh. Ixa expresión popularizada pa expresar que una cosa ni t’emociona ni t’encarranya, ni fredor ni calor. Ixos mehs tienen lo problema de condensar tot lo rango d’opinions intermeyas, pero la virtut de dar una salida a ixe maniqueismo tant ixemenau. Asinas que a yo, como expresión, lo meh me pareixe una mica meh.

Una vegada mas me pareixe un problema derivau d’a velocidat que nos exiche iste sieglo XXI. Si tardamos en opinar d’una cosa, quan lo faigamos no i habrá dengún a qui le importe un sacre. No pasa - u no habría de pasar - cosa por reconoixer que no s’ha teniu tiempo pa formar-se una opinión. No se nos habría de demandar de camín un chuicio global sobre lo que tien virtutz y defectos. 

Iste post se puet chuzgar baixo muitos parametros. En tres segundos y sin releyer, ¿que’n opinatz? Pa yo: meh.

miércoles, 17 de agosto de 2022

Lo costumbre de leyer y Hechos de tinta

Quan decidié de publicar Hechos de tinta, la mía primer novela en castellano, me pensaba que lo suyo recorriu sería pareixiu a lo d’os míos anteriors libros en aragonés. No contaba con arribar a tanto publico ni tant variau. Cuento que ixo ye bueno, tot y que me fa a-saber-la pena que muitas d’ixas personas no me leigan en aragonés. Sisquiá iste libro les endizque pa aprender la nuestra luenga, pero me temo que no nos fará lo morro clo. De criticas u resenyas, n’he teniu quantas. Beluna, publica. Las mas, por privau, ninviando-me bell whatsapp a on que m’han dito cosas bonicas a xarramata. Quasi todas coinciden en que la historia t’agarrapiza a escape, que ye un libro de mal soltar y que se lo leyoron en un petén. Dimpués destacan bell aspeto u belatro, pendendo d’o que mas les haiga trucau. Pero una d’ellas, que me ninvioron fa pocos días, me dició una d’as cosas que mas goyo m’han feito en tot iste tiempo. Deciba lo lector:
“Que sepas que m’he leyiu lo libro tuyo y feba anyos a embute que no leyeba cosa. M’ha feito firme goyo y, si consigo tiempo, prebaré de seguir leyendo porque lo he disfrutau”.
Si i hai qualcosa que me pueda agradar mas que a belún le faiga goyo lo que escribo ye la posibilidat de que pueda recuperar l’afición por leyer gracias a un libro mío. Ni en lo millor d’os míos suenios podese haber pensau que “Hechos de tinta” conseguise ixo. Caldrá veyer si en veras la recupera, pero lo solo feito de que se lo planteye ya ye una victoria.

I hai un debat ubierto quanto a la obligatoriedat d’as lecturas en la escuela. N’i hai qui desfiende que l’alumnau haiga de leyer tal u qual obra clasica pa entender la literatura. N’i hai d’atros que creyen que cal que bi haiga bella mena de repertorio u catalogo de lecturas a on que las alumnas puedan trigar-ne. Y los zaguer, que en son en contra y deixan la decisión sobre los titols de tot a la voluntat d’as estudiantes. En lo mío caso, un mal libro d’ixos obligaus en lo cole de mosens, y unatro en lo instituto, m’aluenyoron bell tiempo d’a lectura, una practica que teneba dende bien chiquet y que nunca no abandoné de tot. Atros libros, afortunadament, me facioron tornar-ie. Ixas obras siempre las he tenidas en un puesto especial ya que no me dioron nomás los buenos ratos que pasé entre las suyas pachinas sino que me amostroron lo camín ta plegar en muitas atras historias que m’aguardaban en atros volumens. Sisquiá Hechos de tinta faiga tornar t’a lectura a muita mas chent y que nunca no la abandonen de nuevas.

No soi d’os que sacralizan la lectura. No creigo que leyer mas u menos libros te faiga millor u pior persona, ni mas u menos listo u culto que atros. Ye nomás un parametro de totz los que define ixas caracteristicas. Se puet leyer a-saber-lo y estar un perfecto ignorant, y de revés. Y cuento que, sin pensar-ie guaire, todas podemos trobar eixemplos de totz dos extremos.

Pero sí que pienso que en lo momento social y comunicativo actual leyer ye un buen exercicio por lo tiempo que nos adedicamos a nusatras mesmas y por la velocidat obligada d’a lectura. Vivimos a toda vitesa, con estimulos a l’arreu y por tot, sin poder desconectar ni un inte d’os nuestros retz socials, d’o treballo y d’un bombardeo de noticias catastroficas perén. Leyer implica, por la suya propia naturaleza, un momento a on que amortamos tot ixe escatapurcio que tenemos arredol y nos capuzamos en lo mundet que i hai adintro d’as pachinas d’o libro que siga. Lo mundo frena de rapiconté y podemos disfrutar d’a historia y disfrutar de nusatras mesmas, d’o tiempo que ye nuestro y no pas d’o chefe, Instagram u la zaguer menaza que Risto nos advierte dende la pantalla que acabará con la nuestra libertat. Aprecisamos mas que no nunca d’ixos momentos y si los mios libros i fan honra, me’n foi bien contento.

Pa forro de bota, y por una circumstancia historica que agora mesmo no se podría repetir, leyer ye una d’as pocas actividatz gratuitas que nos queda gracias a los retz de bibliotecas publicas. Sisquiá cal tener cauquerré pa poder disfrutar d’un libro. Tamién en librerías de viello, mercadetz y botigas de segunda man se puet trobar buen catalogo por quatre duros, si queremos conservar lo libro dimpués d’a lectura. En cada vegada mas puestos- bars, comercios…- se puet trobar repalmars de book crossing. Opcions, n’i hai a trompicuesco. Leyer ye barato, mesmo de baldes, y, a falta de confirmación medica, barrunto que una d’as actividatz mas saludables que podemos fer.

viernes, 12 de agosto de 2022

Preguntas arredol d'os tebeos

En ixa femera que ye Twitter, me ha caliu ir porgando dende habe tiempo pa quedar-me nomás con cuentas que m’aporten cosas intresants. Lo resultau ye que han dispareixiu d’o mio timeline quasi todas las relacionadas con l’aragonés, por eixemplo, y cada vegada son mas numbrosas las que charran de comics, que me fan muito mas feliz. Astí trobo chent con intreses y circunstancias pareixidas. Una d’ixas conversas me fación l’atro día fer-me un riso.

Deciba @laufeymoff_

A los que coleccionáis comics, funkos, etc etc nos os da rabia cuando alguien lo ve y lo primero que se le ocurre preguntar es: aaay y cuanto dinero te has gastado en todo esto????
y le respondeba @lordisasi
Y la siguiente pregunta a eso es : ‘Y cuál es el cómic más caro que tienes?’ O ‘si vendes esto te sacas una pasta, eh?’ Por lo general la gente no puede entender una colección si no es para especular.

Quan pa Replega, la feria de coleccionismo que se fa en Monzón, m’adedicoron una chapeta de cava como aragonés ilustre (sí, ixo ha pasau), me facioron una chiqueta entrevista pa la radio y me preguntoron si coleccionaba cosa. Nunca no i heba pensau. ¿Yera yo un coleccionista de comics? Lo que i hai en la cambra a on que son los comics mios, ¿ye una colección? Casa nuestra ye chiqueta. No i cullen totz los comics. N’he habiu de levar t’o lugar. Bells pocos mesmo son en caixas debaixo d’a mesa a on que goso escribir. Los que son en los repalmars, sin estar a la bimbola, no tienen un sistema d’ordenación digno d’ixe nombre. Asinas que no, respondié: “no en colecciono, pero sí que n’amuntono, de comics”. Creigo que una colección ye qualcosa mas seria que no lo que tiengo yo. 

La mía colección, muntonera u como le queramos clamar, ye gran, ixo sí. Qualsequier que visita casa mía fa uellos quan le’n amuestro. En soi argüelloso, asinas que prebo de que las convidadas la veigan y pueda bambiar-me-ne una miquirrina. Las preguntas d’os dos tuiteros que he meso alto, me las han feitas un ciento de vegadas. Asinas que aproveito lo de tener un blog pa responder-las a tot l’universo y que asinas, quan veigatz la mía colección, u muntón, tos las podatz escusar.

I hai qui en las cosas no i veye que diners. Que a tot le asigna de camín una valura economica. ¿Me i he gastau firmes perras? ¡Y tanto! Y ha valiu la pena cada euro. Y mas que en gastaría si tenese mas diners y bell puesto a on que almagacenar toda ixa ripa d’aventuras. A escape surte la pregunta de ¿qual ye lo comic mas caro que tiens? a la que nunca no he sabiu responder. Puet estar que siga lo X-Men #1 de Claremont y Lee que me’n merque la grapa orichinal por bellas 200 ptas, pero no creigo que se pueda vender por mas de 4-5 euros. Menos en l’estau que lo tiengo dimpués d’haber-lo leyiu dotzenas de vegadas ya que ye un d’os mios favoritos. Asinas que si dengún yera pensando en entrar en casa pa furtar-lo, que s’escuse lo plan, que no le da ni pa la primer ronda. La colección entera puet estar que tienga bella valura por lo suyo volumen, pero poco mas.

No, no tiengo garra choya, lo menos en lo plano economico. Sí que la tiengo, manimenos, en lo personal. M’encanta veyer-la, consultar-la, buscar de cabo ta quan aquell comic, aquella vinyeta, que torna t’a mía capeza por bell motivo. Releyer historias, mirar referencias, rechirar en los orichens de tal u qual personache… Respondendo a atras preguntas que me gosan fer: sí, me los he leyius totz y sí, torno a leyer-los de quan en vez. N’i hai, prou que sí, que nomás los leyié una vegada y que dubdo que nunca los revisite. Tiengo infumables, como tot coleccionista - amuntonador de comics. Atros, como lo debandito Claremont y Lee, la etapa de Byrne, u l’australiana con Silvestri, son alfayas que qué me sé yo quantas vegadas las habré repasadas.

Ixos millars de comics que pueblan los míos repalmars son lo resultau de decadas d’afición y dedicación. Contienen un ciento d’horas d’entretenimiento y suenios protagonizaus por personaches a qui conoixco como si fuesen amigos de toda la vida. M’han dau tantismo que me fa firme pena que qui se los mira no i veiga que una patacada de fuellas de papel convertibles en diners. Sisquiá podese disfrutar-los tantismo como yo.

Quan de criet me mercaba los mios primers tebeos me los leyeba una y atra vegada. No en teneba guaires, asinas que no me quedaba atra que aprender-me-los de corazón y amprar-ne atros en las bibliotecas d’a ciudat. Agora, con ixa paret plena de mutants y superherois, m’encantaría de poder amostrar-le-ne a lo mio yo d’o pasau y decir-le, a escuchetes: “bell día tot isto será tuyo”. Iba a flipar, y no pas por lo suyo pre.

lunes, 8 de agosto de 2022

Banalidatz de verano

Ye una tarde d’agosto y soi niervudo. Ha pasau un cabo de semana a on que qualques cosas han saliu malament. Garra cosa que no tienga remedio. Garra zancocho horrible de conseqüencias cosmicas. Ye nomás ixa sensación rara que se tien quan se fa un plan por muito tiempo y dimpués, de bote y voleyo, tot se chira, fendo que ixe edificio que t’has construyiu en la ment s’esboldrega de camín y has de devantar-ne un de nuevo. Y ixe no t’acaba de fer goyo. Que ye apanyadet, que fa honra, que talment siga mesmo mas util. Pero yo quereba l’atro, lo d’antes, lo que yera en lo mío plan. Cosas de TOC, que diría belún. Cosas d’estar organizau, me pienso yo. Que quan sale bien ¡qué bien!, pero quan se chira lo plan…

Soi niervudo y me cal escribir. Ye terapeutico. Lo dicen las expertas y lo digo yo que, experto, no’n soi, pero experiencia en tiengo buen amiro. Y experto y experiencia pareixen compartir etimolochía, asinas que talment sí que en siga, d’experto. Me cal escribir, pero no tiengo tema. Tiro d’o mas cabolioso. D’o monotema. D’a calor y lo verano, y pienso en la banalidat d’iste tiempo.

Lo verano ye banalidat pura. Los informativos son banals, con las suyas noticias de medusas en las plachas - en zagueras chavalins - y con los pobrons periodistas habendo de cubrir las fiestas d’os lugars a on que capuzan con pozals de tinticola en directo pa fer ixe viral de 5 segundos que da mas audiencia que la n-ena reposición de Pretty Woman. La mosica de verano ye banal. Quan arriba la calor los chicos s’enamoran. Bailemos lo bimbo. Aquí no i hai placha. Pilla lo chapeu y cala-te-lo, imos t’a placha, calienta lo sol. Chibiribiri. Yo quiero bailar toda la nueit.

Podría tirar d’atro topico y escribir d’o que leigo u veigo. Tiengo dos libros empecipiaus, como ye costumbre mío. L’un, un asayo, que da pa muito y tocará articlo largo. Y mesmo programa de radio. L’atro, de narrativa… ¡guarda si ye malo! Deciban que l’autor yera bien bueno y como no m’heba leyiu cosa d’ell, l’ampré en la zaguer visita t’a biblioteca. D’iste no puedo escribir cosa buena, asinas que millor no'n escribiré ni zarapita. Los afalagos, en publico; las criticas, en privau. A no estar que tiengas bella cosa personal contra l’autor, que no ye lo caso. Ye un d’ixos pocos libros que no sé si m’acabaré, a pesar d’estar curtet. Que no pasa cosa por deixar-ne un a metat. Racionalment, lo sé. Lo mío tiempo ye valioso. Pero me’n fa de rabia lo de no acabar los libros. Ye como si barruntase que talment en lo zaguer paragrafo, en la zaguer linia, una frase puet fer valer todas las anteriors. No m’ha pasau nunca.

¿Y si escribo bella cosa d’o treballo? Sobre estar-se en la Zaragoza d’agosto, con las carreras vuedas d’autos y lo sol fendo bullir lo gudrón. Con una amiga d’aquí que, como yo, no teneba radices en garra lugar t’a on que ir de verano, quan yeranos adolescents y los solo de toda la clase que remanibanos en La Inmortal, nos autoclamabanos Pringadísimos y l’anyo que pertocase: Pringadísimos 96, Pringadísimos 97 y asinas asinas pleguemos en lo sieglo XXI. No lo pasabanos tant malament, a pesar de tot. Zaragoza, pa qui la conoixe y la disfruta, tien cosas buenas tamién d’agosto.

Me podría foter un relatico. Bella cosa de fantasía. En zagueras no escribo guaire en aragonés. Tiengo un libro entruchau. Que la primer versión ya la rematé fa dos anyos. Podría revisar-lo, pero ixo ye maximum galvana. Millor, uno nuevo, escrito de propio t’a radio. Podría fer voces dimpués. Masa vergüenya. Talment habría de fer-me bell curset de teatro u d’interpretación y aprender ixo de fer voces. Quedaría pincho. U aprender guitarra. U bell idioma que no sepa, dende zero, empecipiando con lo de I am Carlos, i’m fourty-three years old, pero en italiano. U chino. U euskera, que cuento que seguirán fendo las clases los de AEK. ¡Vai, si no adubo pa tot lo que foi ya, como pa embolicar-me en mas cosas! ¡Que belún me logue tiempo!

Problemas d’o primer mundo, que dicen por astí. ¡Pues en lo mundo que m’ha tocau de vivir! Si vivise en Uganda, en tendría d’o tercer, pero como en lo sorteyo me tocó Aragón, y en casa buena -si fa u no fa-, pues tiengo problemas d’iste mundo.

La terapia ya ye feita, me pienso. Soi mas tranquilet, ixo seguro. M’escrito una fatera. Y la voi a publicar en lo blog, prou que sí. Astí va, un sinyalín d’ansiedat feita letrichonas. Unatro post, que ya feba tiempo que no en publicaba. Busco la foto adequada, publico, comparto en retz y a seguir leyendo. Me pienso que trigaré la noveleta, que, tot y que ye un catenazo, no pierdo l’asperanza de trobar-ie bella cosa intresant. Regular que n’i habrá. Talment en la zaguer linia d'o zaguer paragrafo.

miércoles, 27 de julio de 2022

Yo no lo tornaría a fer

Una d’as cosas mas dificils que puet fer una persona, por lo que veigo a lo mio arredol, ye reconoixer una error u entivocación. Manimenos, me pareixe que ye un d’os procesos mas vitals pa progresar como sociedat y tamién a nivel individual. Lo grieu no ye entivocar-se. Totz los femos terne que terne y ye imposible acertar siempre. Lo important ye qué femos con ixo, si somos capables de reconoixer las errors pa prebar de no repetir-las y d’apanyar las conseqüencias negativas que haigan puesto tener.

Tamién en ixe proceso d’autoconoiximiento y de reflexión, hemos de estar capables d’analisar las conseqüencias d’as nuestras accions. De nuevas, tanto a nivel colectivo como personal. Las activistas de toda mena deixamos a sobén aparcadas lo nuestro propio bienestar, y mesmo la salut, por un ideyal u por una causa. Todas hemos visto como seguntes qué campanyas u procesos han cremau a militants que, a ormino, dispareixen pa cutio de l’activismo u se quedan en un estau de militancia latent que’n salen muit de cabo ta quan.

Isto, que ye una d’as leccions mas valiosas que he aprendiu en zagueras, se veyeba bien amostrau en una d’as zagueras emisiones de La Base. En lo programa, se i charraba sobre los audios de Ferreras con Villarejo a on que se sentiba a l’augua clara como totz dos, de conchunta con amos de medios de comunicación, teixiban una estratechia contra Podemos a pur de fer servir información que sabeban falsa. Adedicoron qualques programa a lo clamau #FerrerasGate y mas que en podrían haber adedicau con tot lo suco que bi heba. En un d’os audios lo presentador de La Sexta deciba “Nosotros somos los que matamos a Monedero”. Pablo Iglesias lo levó como un d’os convidaus pa que en parlase. Tot lo programa ye intresant, pero me trucó muito una chiqueta frase que se dició en acabar (minuto 1:29:00 aprox). Pablo yera a pocas de despedir lo programa y Juan Carlos le demanda la parola pa decir: 

Yo volvería a hacerlo. Nos han intentado matar, nos han intentado arruinar la vida pero yo creo que lo volvería a hacer. También por respeto a toda esa gente anónima que se la ha jugado en toda España para acabar con toda esta basura.

De camín, Pablo respuleya:

Pues yo no. Yo no volvería a hacerlo.

Fa anyos, en una Trobada d’ixas que se feban d’activistas de l’aragonés, un viello militant admitiba que bi heba bella decisión d’o pasau suyo que cambiaría. Que de saber tot lo que sabeba agora hese preso atros camins. Feba tiempo que yo pensaba lo mesmo, que me cuacaría tornar t’o pasau y cambiar bella decisión que prenié. Me creyeba un varrenau por pensar asinas y salir-me d’ixa maxima que tanto se repite y que eixemplifica muit bien Monedero en ixe audio: “Lo tornaría a fer tot igual”. Pues, como Pablo, yo no.

Sabendo lo que sé agora por pura experiencia, sabendo las conseqüencias que tenioron beluna d’as mias decisions, sabendo por lo que hemos pasau atras companyeras y yo mesma, prou que cambiaría muitas cosas. ¿Puedo convivir con todas las mías decisions? ¡Y tanto!. Pero sé que en ocasions m’entivoqué y en atras, tot y que creigo que acerté, se pagó un pre que talment no valese la pena.

No sé exactament qué ye lo que cambiaría Pablo Iglesias. Ni sisquiá sé lo que cambiaría yo. Tiengo bien claras tres u quatre cosas. Atras, habría de valurar-las. Y muitas las deixaría asinas.

Diz un d’ixos mantras de coach que “I hai vegadas que se gana y atras que s’aprende”. ¿Nomás se puet aprender d’as redotas? ¡Au, va! N’he’aprendiu muito, prou que sí, pero tamién, y talment en la mesma mida, d’as mías victorias y aciertos. De todas las cosas que m’han saliu bien en la vida, que afortunadament no n’han estau pocas. Cal asumir las redotas y las errors, pero no pas gronxiar-se-ie y querer repetir-las, como un Sisifo, ni chupir-nos d’ixa penible cultura cristiana basada en la culpabilidat y la penintencia.

Anyade Pablo dimpués:

Pero lo que sí que voy a hacer es seguir aquí en La Base que esto es lo que me gusta, lo que creo que se nos da bien. En un momento decidí tomar una decisión personal que tuvo su importancia política pero yo ahora sí que estoy donde me gusta…

Y ixa ye unatra d’as leccions que he aprendiu en los zaguers anyos, que ye saber vivir lo momento politico de cada ún y a on podemos estar mas utils a las causas que desfendemos. Podemos pensar que lo que caldría fer ye X, pero no estar capables de fer-lo, u no estar disposadas a pagar lo pre personal que tendría. Y ixo no nomás ye chusto pa la persona que decide no fer-lo, sino que ye mesmo millor dende una envista de estratechia a largo plazo. Un activista cremau y retirau no vale pa cosa. Cudiar-nos en lo colectivo empecipia por cuidar-nos a nuestras mesmas, y por saber qué ye lo que podemos y queremos fer, que a vegadas no ye lo mesmo que lo que creyemos que la luita pueda aprecisar u lo que la resta puedan pensar que ye mas util.

Xavi Sarrià, una d'as personas que millor parla de cómo se vive l'activismo cultural y politico, ha escrito una repolida canción pa lo suyo zaguer disco Causa, que se diz Autodefensa. Vale la pena de punta ta coda, pero me quedo, pa acabar iste post, con una d'as estrofas, que diz: 

He après a conviure / Amb aquelles ferides / A queixar-me menys / I no comprovar / A sentir-me sol / En un laberint gegant / A pensar en el que vull / I no en el que diran