jueves, 23 de septiembre de 2021

Nanotunels, electrolitos y publicidat

Entre la patacada d'anuncios que financian las decadents emisoras de televisión, uno me trucó l'atención fa bell día. D'as diferents tecnicas de venta que se gosan de fer servir, no en emplegaba una innovadera precisament, pero lo nivel yera prou gran como pa adedicar-le iste chiquet post. Pa vender una aspiradora, un simple catatico que absorbe polvo, nos charraba d'os suyos "nano túneles catalíticos que destruyen el formaldehído". No yera adintro d'un congreso sobre tecnolochía d'aspiración, si ye que ixo existe, ni se feba en una canal tematica adedicada a la sciencia. Yera una cadena cheneralista, en ubierto y a la hora de chentar.

Sin entrar si ixa tecnolochía ye millor u pior pa acabar con la porquería de casa nuestra, ¿quántas personas entre lo publico destinatario podrían comprender-la? ¿Quantos realment entienden los conceptos de catalisi u formaldehido? Ni sisquiá lo prefixo "nano". Tiengo un titol de incheniería, que no me fa ni millor ni pior pero sí me ubica entre un segmento de población que potencialment entendería toda ixa charrameca y no tiengo ni ideya de que son charrando. Asinas que, ¿pa qué me cuentan que l'aspiradora ista tien los nanotunels? ¿por qué ye important que sigan cataliticos? ¿qué intrés i hai en destruyir lo formaldehído?

Fer servir terminolochía tecnica a pirol ye una d'as tecnicas comercials mas cutianas y que mas risa me fan. Si paratz cuenta, en qualsequier pausa publicitaria d'ixas eternas d'os grans grupos de comunicacions, en trobaretz buena cosa, d'anuncios parellanos. Gosan ir acompanyadas de dibuixos u animacions tant inutils como la locución. S'aproveitan de l'analfabetismo scientifico y tecnolochico d'a mayoría d'a población. Si l'intrés fuese comunicar a l'espectador meyo las bondatz d'a tecnolochía asociada a ixe aspirador, se faría en un luengache que podese entender. A fe que en ixa multinacional tienen chent - u chanfles pa achustar-ne- que pueda "traducir" los avantaches tecnolochicos. Como ixa no ye la intención lo spot fa servir una terminolochía difuera d'o suyo alcance precisament porque sabe que en ye. L'anuncio en qüestión podría decir-me tranquilament que l'aparatet tien "pico tunels esplumfirricos que destruyen los catrubios metagolmicos" y me proporcionaría la mesma cantidat d'información util si fuese pensando en mercar una aspiradora. 

En Idiocracia, cinta d'humor distopico que dibuixa un mundo futuro a on que toda la humanidat s'ha quedau ababolada, en dan notorio, d'ixa tendencia. Lo protagonista preba de convencer a uns personaches bien papis  de que ruixiar las plantas con un refresco no las fa creixer y que talment siga millor fer-lo con augua. La resta le responden con los slogans publicitarios d'o refresco que diz que "tien electrolitos, que ye lo que las plantas quieren". La scena (abaixo la tenetz) ye buen reflexo d'ixa falta de reflexión que acompanya a l'espectador meyo en veyer y analisar la publicidat y de como nos cambean uellos por coda a pur de retolica pseudo scientifica.

La publicidat, que como tantas atras cosas ye desregulada de tot, habría de fer-se servir pa indicar las propiedatz y caracteristicas de l'obchecto u servicio publicitau. Pa destacar las qualidatz que lo fan millor u diferent d'atros pareixius. No pas pa vender conceptos como libertat, participación u alegría asociaus a ubrir-te una cuenta corrient, por eixemplo. Y lo ha de fer en un luengache que lo publico destinatario pueda entender. Igual como pasaba con las hipotecas, que dengún no entendebanos, ni entendemos, qué costodias yeranos firmando, la mayoría no entendemos las caracteristicas tecnicas d'a mayoría d'obchectos que mercamos dia sin atro. Cuento que demandar qualcosa asinas será comunista, bolivariano u cosas asinas.

Por agora seguiré, dica que s'esmarchine, con la mía aspiradora, que consiste en un tubo gran que se trusque lo que i hai por tierra. Tien un botón de on/off y una ruedeta que, si la chiras, puyas u baixas la pitera d'o tubo. Lo d'ir cambiando la bolsa de cabo ta quan ye una mica molestoso - y antiecolochico - pero dica que no m'estudie si los nano tunels cataliticos son millors u piors y qué le ha feito lo formaldehído a la humanidat -u a lo mío gato- pa que calga destruyir-lo, tiraré con isto. 



martes, 21 de septiembre de 2021

Colectiviza y invents lingüisticos. Tierra de barrenaus 8x01

Con l'agüerro torna lo curso y, prou que sí, Tierra de barrenaus. Dimpués d'iste descanset que tant buen prebo m'ha feito, reprengo la mesa de mezclas, lo micro y los auriculars y, un anyo mas, prencipio una temporada de radio en aragonés, asperando que tos faiga goyo lo que sentitz y interactuetz con lo programa pa contar-me las vuestras propuestas y ideyas.

Empecipiamos con una entrevista a Chabi Gimeno, una d'as personas de Apoyo Mutuo que organiza iste mes de setiembre lo foro Colectiviza! en lo lugar d'Andorra. En istos meses previos han editau antimás lo boletín Colectividad, una intresant iniciativa a on que podemos leyer articlos de diferents tematicas. 

Tractamos tamién d'un d'os trending topic d'iste verano, la historia de Julen, que ye un eixemplo bien claro d'o espanyolismo lingüistico. Remeramos atros invents, como lo de Victoria, y traduzco l'articlo que se publicó en lo blog Societat Anonima.

La parte mosical ye protagonizada por dos bandas aragonesas. La una, ubre lo primer calaixo de cancions que iste anyo acullirá quatre temas sobre lo zapatismo, en un anyo a on las zapatistas visitarán lo nuestro continent en una chira pa explicar-nos la suya realidat. De man d'a segunda conoixeremos un d'os exitos d'o verano que malament tos quitaretz dimpués d'o tozuel.

Queda tot un curso por debant que asperemos que traiga buenas noticias pa l'aragonés y pa las radios libres y que podamos celebrar-las de conchunta. Empecipia la 8ena temporada de Tierra de barrenaus radio

Programa #108

miércoles, 1 de septiembre de 2021

Unatro lupo que charra aragonés

Fa quatre anyos escribiba un post por la presencia d'o lupo en Monegros y la esferra que le acumulaban haber feito a quantas uellas. En ixos días, entre qui desfendeba la muerte d'o lupo como solución yera bien ixemenau l'argumento de que "lo lupo no yera animal autoctono d'Aragón, que aquí nunca no bi'n heba habiu". Feba, alavez, un paralelismo con qui diz que l'aragonés no se charra, ni s'ha charrau nunca, difuera d'os lugars a on que encara ye vivo y comentaba que las experiencias personals no pueden servir como sola fuent fiable de datos. Yo sé que existe Australia, encara que no i haiga estau. I hai datos a brozuecos pa que dengún no pueda decir - sin mentir, claro - que l'aragonés no se charró en quasi tot Aragón u que lo lupo no tien una presencia historica en lo país.

Quatre anyos dimpués, sigue morindo uellas, sigue cayendo lo numero d'aragonesofablants y sigue habendo-ie lupo por Aragón. Y siguen, tamién, los paralelismos entre analisi d'a causa y solución pa totz dos problemas: lo lupo y l'aragonés.

Lo zaguer teorico ataque de lupo estió en lo lugar d'Arrés, en la Chacetania. De titulars de prensa, n'i heba de mas aparateros, que le'n acumuloron sin dubda y d'atros que a lo menos charraban d'a hipotesi de cans salvaches. A la fin, y como en tantismos atros casos anteriors, ista zaguer hipotesi ye la mas prebable y pareixe que unatra vegada s'entivocó lo culpable.

Lo problema d'a ganadería no ye lo lupo. Ni los cans salvaches sisquiá. I hai tot un problema d'a estructura socioeconomica. Ixo ye de pior resolver y, antimás, cal muito mas tiempo tot y que empecipiasenos agora mesmo. Pero ye que mesmo si nos centramos en l'immediato problema d'as uellas muertas, que en ye, y bien grieu pa qui lo pateixe, prener midas contra lo lupo tampoco no solucionaría cosa. Los cans salvaches y lo lupo son animals diferents, y diferents son los suyos orichens y las solucions a los problemas que les cheneran a los ganaders. Luitar contra un, quan son los atros qui protagonizan los ataques -fueras de bell caso - ye perder fuerzas, diners, tiempo y recursos pa no solucionar cosa. La patrulla anti-onso d'o mitico capitol d'os Simpsons. Si manyana los pocos lupos que pueda haber-ie en Aragón dispareixesen, lo problema seguiría astí. Si un medico diagnostica mal una malotía, lo que siga que faiga no curará a lo pacient. Pa solucionar lo problema d'as uellas muertas cal una serie de midas que s'han experimentau con exito en atros cabos d'Europa. No nos cal inventar cosa nueva.

Somos perdius, en cheneral, en la vida, si nos entivocamos d'enemigos y de diagnosticos d'os problemas. Y aquí ye a on que se vincla, una vegada mas, lupo y aragonés.

Lo problema de l'aragonés, y lo digo en singular, ye l'espanyolismo lingüistico. Prou. No cal inventar-se cosa mas. Iste problema se manifiesta con diferents vestius y en diferents argumentacions, basicament negando-le a l'aragonés lo que tien l'espanyol y atras luengas imperials y no minorizadas: unidat d'a luenga, autoridatz academicas, norma culta, literatura propia, dreito a fer-la servir en administración, participación politica y educación, estatus d'oficialidat, medios de comunicación publicos... Ixe, y no pas atro, ye lo problema de l'aragonés y ixas son las expresions practicas d'una ideolochía hechemonica tamién en lo nuestro país. Cal combatir l'espanyolismo lingüistico. Quan ye evident, como en los partius de dreita y ultradreita, y tamién quan va d'amagatons, desfendendo las mesmas tesis dende posicions de teorica conservación d'unas esencias lingüisticas, lo que tant bien conoixen en lo País Valenciano u en casa nuestra, en la zona catalanofona. Si femos mal lo diagnostico, si luitamos contra enemigos invisibles u anecdoticos, somos malfurriando fuerzas, diners, tiempo y recursos pa no solucionar cosa. Pa solucionar lo problema de l'aragonés cal una serie de midas que s'han experimentau con exito en atros cabos d'Europa. No nos cal inventar cosa nueva.

L'aragonés y los ganaders tienen problemas, y no pocos. Belún, mesmo ye común. Sinyalar a enemigos invisibles u anecdoticos no los solucionarán. Servirá, ixo sí,  pa no concarar los problemas reals.

sábado, 28 de agosto de 2021

Euskoaventura ciclista. Cap. 7: Leitza - Iruña

Si tot va como cal, ista ye la zaguer etapa. A primer hora d’a tarde sale un tren Iruña - Zaragoza que podemos pillar, asinas que con ixa ideya nos pretamos lo desayuno ciclista de totz los días. Lo chenullo cucho pareixe que aguanta. ¡Ya que tire dica Iruña! Antes de marchar, visitamos la ilesia d’o lugar, bien pincha. Los bars los hebanos visitau la nueit d’antes.

Lo camín contina parellano a lo que hebanos teniu dende Andoain. Bosques y tunels, un d’ells de 2700 metros. En Lekunberri nos trobamos con lo rodache d’una serie de Netflix en lo cabo d’a Vía Verda. Han pillau buen plató natural, en lo preto d’o bosque. Un poquet mas t’alla nos trobamos un bar bien pincho en l’antiga gara, que ye abandonada y a on que han feito un puesto rebonico pa descansar-se. Nos miramos ent’as atras mesas a veyer si i hai posau por astí bell famoso. Pero no. Lo paisache va cambiando dende astí. Deixamos dezaga los bosques y tornamos t'os campos de cerial.

La Vía verda nos leva dica Erice de Itza, un lugarón sin bar, ni quasi chent a qui preguntar por a on seguir. Ixo sí, de ciclistas n’i hai buena cosa por ixa parte. Dende astí podemos continar por carretera u seguir un camín que diz que va paralelo. Trigamos la segunda opción, como siempre hemos teniu de criterio.

Iruña amaneixe a la fin en l’horizont dimpués d’una costera. Un hombre que yera fendo una gambadeta por astí, s’ofreixe a aduyar-nos encara que no creyebanos aprecisar-lo. “Yo yera ciclista. Siempre aduyo. Que sotz fendo lo camín de Sant Chaime?” No pas, le respondemos, sin guaire ganas de pillar un capazo, ya que somos cansas y queremos estar-nos un rato por la ciudat antes d’ixopar enta Zaragoza. Nos da indicacions “Seguitz por aquí y chiratz por debaixo d’un tunel que trobaretz a man cucha”, y dimpués nos pregunta si somos de Donosti. Femos uellos. “No pas, de Zaragoza”, le decimos enarcaus. ¿Habremos preso accento?

No le femos mica caso a las indicaciones que nos da y seguimos por a on que creyemos que ye. Talment por lo karma, por leccions divinas, u porque simplament las cosas son asinas, nos cacegamos. Amaneixemos en una parte plena d’uns hortals con millor intencions que cullida. Hemos de tirar de Maps, recular bell kilometro baixo firme sol y tornar t’o tunel que nos heba dito ixe buen hombre.

Entramos en Iruña por un carril bici y pendient negativa. Nos femos la foto en lo cartel d’a ciudat. Hemos completau toda la ruta sin punchar ruedas, sin garra problema gran, con bella salida de cadena y bell momento de desorientación como entrepuz mayor. Mercaus los billetz de tornada ta Zaragoza, nos queda bella horeta pa chentar. Nos femos la zaguer biera d’a victoria y una mica d’o queso y embutiu que ha centrau la nuestra alimentación en istos días.

La experiencia, bien pincha. Pa repetir, nos comentamos, entre que imos preixinando qué faremos a l’atro anyo y remeramos belún d’os momentos mas bonicos d’ista semana que hemos pasau dencima d’a bici.

jueves, 26 de agosto de 2021

Euskoaventura ciclista. Cap 6: Zumaia - Leitza

Mas descansadicas dimpués d’un día de tocar-nos la figa, nos pretamos unato d’ixos desayunos buenos de ciclista. En lo camping fan unas torradas basque-size con una mermelada buenisma. Grans placers por quatre perras.

La carretera d’a costa nos la conoixemos, que la hemos conducida un ciento de vegadas, y no nos atrevimos a fer-la con bici, asinas que pillamos l’euskotren que recorre la costa vasca. Cada vegada que femos servir ixe servicio, que gosa estar cada verano, me fa envidia las comunicacions que i tienen. En Aragón, tanimientres seguimos fendo servir lo Tamagotchi entre Zaragoza y Terual y sacando recorrius entre lugars.

Dende Donosti, a on que tornamos a montar, imos dica Andoain, a on que empecipia la zaguer Vía Verda que faremos: la Plazaola. Tot y que tenebanos apuntau un recorriu que no caleba fer carretera, u nos cacegamos u yera mal indicau, asinas que minchamos gudrón pa fartar-nos-ne. La convivencia con los autos siempre ye dificil tot y que, a lo menos en iste país, la mayoría ye bien respetuosa y guarda la distancia con las bicis en pasar debant.

En Andoain empecipian 25 kilometros de pendient suau pero terne, con lo segundo plato siempre engranau y suelo de tierra. Arredol de nusatras, de nuevas tot bosque. Plevizneya, tot ye verde, rodamos practicament solas y lo rebonico paisache fa que creigas que en qualsequier momento se te puet amaneixer por astí lo Basajaun u qualsequier atro ser d’a mitolochía vasca. Por lo camín, traviesamos tunels arrienda. En muitos hemos d’enchegar las luces d’os frontals que, dimpués de tres u quatre, decidimos no guardar entre tunel y tunel. Barruntemos, y no nos entivoquemos, que las ibanos a aprecisar a ormino.

Lo paisache ye impresionant, entre atras razons porque ye luent d’os lugars, asinas que no femos garra d’as nuestras cutianas aturadas pa fer un hordio. En cuentas d’ixos, nos femos una brendeta en un puesto a on que lo camín s’ixampla bell poquet. Lo chenullo cucho m’empecipia a fer mal y l’obchectivo de plegar en Lekunberri ixa tarde va descartando-se en la mía capeza.

Arribamos a Leitza, a on que a escape decidimos que dormiremos. En lo primer bar que trobamos nos femos, a la fin, l’hordio de cabo d’etapa. A lo cambrer le preguntamos por bell puesto con augua y a on que se pueda fer un bocau. En realidat lo que queremos ye que nos indique bell cabo pa dormir, pero no cal pregonar-lo. “I hai un campo de futbol por astí, salindo d’o lugar. Mesmo podetz acampar-ie”, nos diz, endevinando qual yera lo nuestro verdader obchectivo. Cuento que son bien feitos por astí a las cicloturistas.

Lo campo ixe ye en la quinta forca, asinas que miramos atras opcions. Trobamos, en lo lugar, la terraza d’un restaurant abandonau. Tien teito - ye de plever, ¡cómo no! - y no i molestamos a dengún, asinas que lo faremos servir de dormitorio. D’os que hemos dormiu, ye lo puesto mas integrau en lo nuclio urbano, pero de totz los habitadors d’o lugar no me fan miedo que los civils d’o quartel que i tienen, que ya se sabe que si s’empifolan u les da por fer-te la tana, te pueden hoder bien la vida.

Me miro por las finestras d’o restaurant cara t’adintro. Se veye la cocina. Debeba d’estar un buen restaurant, d’os caros. Lo menos, d’os grans. Me pregunto si habrá zarrau por la pasa u por atras razons. Pa buena parte d’a hostelería, lo d’a covid ha estau buena fricasera.

lunes, 23 de agosto de 2021

Euskoaventura ciclista. Cap. 5: Bergara - Zumaia

Salimos de Bergara dimpués d’un buen desayuno. No remero garra mal desayuno, la verdat, en tot lo viache. Nos caleba enerchía, u ixo me digo como sincusa. Por lo camín, poco rato dimpués d’haber empecipiau, preguntamos a un paisano por a ón cal ir t’o siguient lugar. Por astí, por astí, nos sinyala, y charrín-charrand nos recuenta que ell estió policía, “pero de la naval”, aclarindo que no pas de los malos. “Pero hay descarga, eh?” nos avisa. Como no entendemos a qué se refiere, como fatas, le decimos a tot que sí y tiramos entabant. Poco dimpués, con lo plato chicot engranau muito mas tiempo que no querríanos, descubrimos que Deskarga ye lo nombre d’un puerto que lo yayo ixe feba bien en avisar-nos-ne. “Ye bien ixo de l’esporte” nos deciba entre que ixopabanos, abaixo d’o puerto. “Dimpués nos pretaremos buen almuerzo” les respondeba yo. “Ah, lo fetz por ixo, no?”. Alto, en Deskarga, argüelloso d’o sobo, sé que no lo femos por l’almuerzo, pero empecipia a aganar-me.

Dende ixe puerto plegamos en Zumarraga y ya dica Zumaia quasi tot ye bosque. Seguimos lo cauz de l’Urola que da nombre a ista segunda Vía Verda. D’o viache nos hemos aprestau las rutas, los puestos por a on que cal pasar, las conexions entre vías verdas y mil costodias, pero no pas los lugars, los monumentos ni muitas atras cosas que sí que nos miramos quan femos atra mena de turismos. Asinas que quan traviesamos lo santuario de Loiola quasi vulcamos d’a sorpresa. Aquí tienen cauquerré, nos decimos con la uellada Arale y yo, y aturamos un momentet a visitar-lo. Poco rato, que son zarrando ya.

Levaba tot lo día de plever y, como yera de dar, pretó a espurniar. Gotichonas nomas, pero que nos iban chupindo terne que terne. Con la mar en l’horizont, dimpués de traviesar un troz de carretera, arribamos a Zumaia. Ixa nueit decidimos de fer camping pa reorganizar-nos una mica, duchar-nos, lavar ropas y cosas asinas. Ya instalaus, salimos a fer una gambadeta. Nos nos adubimos a estar tant cerca d’a mar y no tocar-la. Astí ye lo flysch, una d’as formacions chenolochicas mas pinchas que he conoixiu. Un puesto bien intresant y rebonico que vale muito la pena visitar y que, pa forro de bota y placer de frikis, estió a on que se facioron a-saber-las scenas de Rocadragón, d’a serie Chuego de Tronos. No m’adubié a fer-me una foto, chenullo por tierra y tocando l’arena, igual como Daenerys en tornar ta casa suya.

A pur d’espurniar, nos hemos chupiu firme, nusatras y las nuestras cosas. Bien se vale que tenemos tienda pa fer mallata. Ye bien lichera, tasament kilo y meyo, disenyada pa cosas asinas. La mercó Arale en un mercau ciclista de segunda man que organizó La Ciclería habe meses. Adintro seremos ixutos, nos pensabanos. La tienda, lochicament, ye bien chicota. Pareixe que nos fiquemos en un atabul, como si totz dos hesenos escrabutau y, por hippies, no nos mereixesenos fusta buena, nomás la simpla tela narancha d’a tienda. Descubrimos, poco tiempo dimpués que, u la tienda deixa pasar lo xirimiri de difuera u, la teoría mas prebabe y a l’atro día confirmada, que la calor d’os nuestros cuerpos fa que l’augua se condense en lo nuestro teito, fendo que nos espurneye baixo teito. Qué alcordanzas de l’Arrebato!

viernes, 20 de agosto de 2021

Euskoaventura ciclista. Cap. 4: Ullibarri - Bergara

Primer nueit dormindo en “l’hotel de milenta estrelas”, que diz lo mío suegro. De maitins sentimos chent que camina cerqueta. Dengún no s’acerca. Somos en un puesto una mica apartau d’o lugar. Nos acotraciamos y aprestamos pa seguir camin-camín.

La siguient aturada será Vitoria. Estió la zaguer capital que visitemos de Euskal Herria y nos sorprendió prou. Teniemos la suerte de fer la visita guiada por una ciudat que trobemos bien acullidera y intresant. Ista será la segunda vegada que i pasemos y ya sabemos a on chentar. Un puesto apanyau a on que estiemos en l’anterior ocasión y a on que las mias rarezas gastronomicas no suposan garra entrepuz. Pa plegar-ie seguimos lo GPS, pero nos fica por la vías d’o tramvía y carreras en contradirección. No pasa cosa, nos diz la chent que le demandamos aduya, aquí se puet ir por l’acera, y por la plataforma d’o tramvía. ¿Seguro?, les preguntamos. No queremos ir-nos-ne con una pinyora. Sí, sí, claro. La mayoría no entienden las nuestras dubdas. Pareixe que en Vitoria no tenioron garra Acera Peatonal ni Heraldo pa fer la suya absurda campanya anticiclista.

En la plaza a on que chentamos i hai una manifestación feminista. Un d’os chilos ye en contra d’o porno. Un hombre pasa por astí y fa uellos. Se mira arredol, buscando complicidat d’a resta de ciudadans. No adube a creyer-se-lo, por la cara que fa. ¿Cómo van a prohibir lo porno? Ai que lo deixan sin material pa las sobatidas. Dimpués d’o espanto, fa un cenyo de “será groma”. U talment de “rai lo que digan, lo porno seguirá astí manyana, y a l’atro”. Lo caso ye que, probablement con ganas d’autoamar-se, marcha sin mirar-se ent’a mani mas, que a saber lo que pueden chilar contino.

La Vía Verda nos leva dica Bergara, ya en la provincia de Guipuzcua. Astí se facioron l’abrazo Maroto y Espartero y astí decidiemos de dormir nusatras, que ya ibanos cansas. Nomás en entrar-ie nos trobemos con un espacio esportivo bien pincho. Bi heba de tot: pa frontón, baloncesto, futbol, cosas pa la cachimalla… y un tubo d’ixos de fer skate. Yera de plever asinas que baixo ixe tubo, en tener teito, preixinemos dormir ixa nueit. Bien se vale que nos ne fuemos t’o lugar a fer un hordio y de tornada trobemos un puesto mesmo millor. Un aparcabicis vuedo, con paretz, teito y de tot lo que unas carrilanas como nusatras podebanos deseyar. Quasi no hebanos montau lo campamento pa dormir-ie que yo ya yera ronquiando. Diz Arale que encara no s’heba amagau lo sol y que probablement espantase a bell bergarer con los mios roncallos d’onso. Rai. Yo dormié de pistón.