jueves, 14 de febrero de 2019

A trozos (Relato TdB)

Siempre tengo que aguantar las estupideces del niño. Toda la casa llena de trastos, de juguetes, de imbecilidades. ¿Qué es esto? ¿Más cartas de caballeros medievales y bichos estrafalarios? ¿Es que no puedes tener aficiones normales? ¿No te puede gustar el fútbol, como a todo el mundo? ¡Trae ahora mismo esa baraja! Mira, ya está, se acabaron las cartitas. Parece que tu dragón no puede defenderse. Ahora está hecho cachitos. ¿Ves como no era tan bravo? Pero no llores. Ni se te ocurra. ¿Cuántas veces te he dicho que no llores? Eres como tu madre. No sabéis afrontar la realidad. Siempre en vuestros mundos de ensueño y, en cuanto os tuercen un poco el gesto, a gemir y balbucear. ¿Tú crees que a mi jefe le puedo lloriquear? ¿Que le puedo ir con unicornios y supermanes cuando la cago en el trabajo? Quiero que lo recojas todo ahora mismo. Sí, los trocitos de carta también. Cuando venga tu madre a buscarte, ya puedes tener todo preparado. Y la cara bien seca. Que no vea yo ni la sombra de una lágrima.
 
Venga, acércate, que te limpio. Ya está, ya está. No te apartes, que no te voy a hacer nada. ¿Ves? Sonríeme. Así. Esta es la cara que quiero que pongas cuando venga mamá. ¿De acuerdo? Es que me sacas de quicio a veces, pero ya sabes que te quiero. Ya te compraré otro sobre de esos de cartas, no te preocupes. Vas despeinado. Arréglate un poco. Y métete la camisa por dentro. Algún día te llevo a mi trabajo y te enseño los robots. ¿Sabes que trabajo con robots? No de esos que salen en tus tebeos. Robots de verdad. De los que hacen coches.
 
Mensaje. A ver… Ya está saliendo tu madre de casa. Ya sabes. Esto lo quiero bien recogido. Y dile lo bien que nos lo hemos pasado juntos. Lo de la pizza, no. Eso será nuestro secreto. ¡Que buena la que me liaste la última vez! ¿Los deberes los habrás hecho, no? ¿Cómo que ayudarte? ¡Son tus deberes! ¿Tú te crees que a mi me ayudaban? De verdad, yo creo que eres tonto. ¿Ahora qué hacemos, inútil? ¿Sabes lo que me va a decir tu madre, no? Es que encima, al final, ya verás como la culpa es mía. Tira para tu cuarto y ponte a hacerlos hasta que venga. ¡Y no te quejes! Haberlos hecho antes si no querías una torta. ¡Que no llores! ¡Que no vea tu madre una sola lágrima cuando venga! Veinte minutos tienes para acabarlos. Y hazlos bien. Estudia. No acabes siendo un mierda.
 
Como yo.

Feba muitismo tiempo que no escribiba en castellano. Bell articlo que me demandoron y bell microrelato pa concursos, a on que no tenié guaire exito. En zagueras he escrito a-saber-lo y contra mas escribo mas paro cuenta de tot lo que me queda por aprender, asinas que miro muito por internet exercicios d'escritura, consellos, blogs de creación literaria y cosas asinas. En ixas, me trobé con iste Literautas, a on que publiqué iste primer relato en castellano y d'a on que he iu quitando mas d'una buena ideya. Aspero que tamién tos faigan goyo istas historietas.

(Relato publicau orichinalment en la web Literautas en chinero de 2019: https://www.literautas.com/es/taller/textos-escena-57/)

jueves, 7 de febrero de 2019

Mirallos y miraches, de Love of lesbian

Lo nuestro aniversario me trayió unas entradas pa l'espectaclo "Mirallos y miraches" de Love of lesbian que, quan me lo regaloron, sisquiá sabeba que pasarían por la ciudat nuestra. Por un regular no me fa guaire goyo los conciertos posaus, sin barra, ni poder bailar, pero si nunca heba de veyer-ne garra, iste yera lo perfecto. Heba visto bell trocet por retz y la cosa prometeba. D'atra man, lo simple feito de sentir las letras de Santi podendo fer ficancia de cadaún d'os suyos versos, ya yera prou motivo pa disposar-me a disfrutar d'una gran nueit.

Mirallos y miraches no fació burro falso. Las alufras que m'heba feito se quedoron mesmo curtas. La nueit empecipió con un scenario plen de caixas de cartón que iban a ir esdevenindo toda mena d'elementos scenograficos. Lo cantaire, dimpués de bell par de cancions, avisó a navegants: "hue no sonará John Boy, ni Alli donde solíamos gritar, ni garra d'os hits. Ista ye atra mena de show". Ye, si no levo mal la cuenta, la cinquena vegada que presencio un concierto de Love of lesbian y, encara que totz son estaus a saber qué diferents, iste prometeba estar bien luent de tot lo que heba visto dica alavez.

La suya promesa-menaza a escape se podió comprebar. Efectivament, por lo listau de cancions no pasaba denguna d'as mas conoixidas. En lo scenario, antimás d'os mosicos, una colleta d'actors iban fendo servir las debantditas caixas de cartón, y atros elementos que trayeban de propio en cada tema, pa complementar la canción. Si las letras y la mosica ya son a-saber-lo evocaderas, lo refirme visual deba una dimensión fisica a todas ixas frases que tanto he cantau.

Qui no los haiga visto nunca no sabrá lo roceros que son, pero tanto Santi, lo cantaire, como Julián, un d'os guitarristas, son bien aficionaus a interacturar con lo publico. D'astí surtió l'anecdota d'a nueit y tot un ambient de confianza entre lo publico que empliba la Mozart y la colla barcelonesa. En un momento, totz dos se quedoron posaus en lo scenario y preguntoron por dos personas d'o publico. S'heban escrito qualsques correus con ells. "¿Son aquí Jorge y Maria Pilar?". Santi acumuló la falta de respuesta a lo feito de que dos nombres tant aragoneses probablement fuesen prou repetius entre las sillas d'os asistents. Pero Jorge y Maria Pilar no amaneixeban por garra cabo. Deducioron, las personas que yeran en la parte de mas abaixo, que dos sillas vuedas debeban corresponder-se con ixos misteriosos y ausents personaches. Lo cantaire, sin sangre en la pocha, confesó que aquell tal Jorge le heba escrito porque quereba demandar-le a aquella tal Maria Pilar que se casasen. Vista la situación, habió d'improvisar bella mena de monologo que nos fació esmelicar-nos.

Ixe suceso sirvió de filo conductor a quantas atras gromas durant una nueit plena de chenialidatz. Una d'ellas, que ya hebanos puesto vivir fa bell anyo en los Premios d'a Mosica Aragonesa, estió una versión desenchufada de tot de "Segundo Asalto". Cantada a pur de voz y guitarra acustica, indo de barra a barra d'a butacas pa que todas las asistents podesen sentir bien bell troz d'o tema. Todas calladas, sentindo cada silaba y cada acorde, en uno de tantos momentos machicos que viviemos ixa nueit.

Sin estar una colla mica politica ni reivindicativa, Santi metió un chiquet speech antes de empecipiar con El poeta Halley, probablement la millor canción d'os suyos zaguers anyos. En ella, antimás d'agradeixer una vegada mas la colaboración de Serrat, reivindicó lo dialogo como una valor y proposó que, pa que la chent podese entender-se millor, en l'Estau espanyol toda nina y nino hese d'aprender unas nocions basicas de luengas minorizadas. Acabó demandando que dengún no votase a la dreita, conseguindo aplauso de buena parte d'o publico. Una vegada mas, como siempre que la siento, me fació estremolecer-me en la parte final con ixos versos tant repolius.

Una canción dimpués, y sin garra bis, lo concierto remató. Una nueit machica, plena de momentos repolius, de muit mal olvidar. Love of lesbian han sabiu fer complegar la suya mosica con lo teatro d'una manera que t'embacila dende lo primer dica lo zaguer minuto. Dimpués de toda la patacada d'anyos que levan sobre los scenarios no han quiesto acoflar-se en la comodidat d'un setlist de bailables y siguen arrisgando, lo que ye muit d'agradeixer. Asinas que aspero que cotinen asinas y "a brilar, que son dos silabas".

domingo, 3 de febrero de 2019

Sagas X-Men: Las guerras asgardianas

Dibuixo de Arthur Adams
I hai comics que tornas a leyer-los una y atra vegada y por cadaúna te fan mas goyo. Rai lo tiempo que haiga pasau, u lo que haiga evolucionau lo luengache d'os tebeos en lo tiempo transcurriu. Ben de tener bella cosa especial, cuento que mas cercana a las emocions que a las razons, que fan que cada visita siga una d'ixas fantasticas experiencias que la buena cultura da. En tiengo bells cuantos, d'ixos, y fa poco, con motivo d'o programa especial de comics que facié en la radio, releyié Las Guerras Asgardianas, de Chris Claremont, Paul Smith y Arthur Adams. (Spoilers, pero obvios)

La saga, publicada entre 1985 y 1988 replega lo material de quatro comics formato grapa. Dos especials de X-Men & Alpha Flight publicaus de propio, lo New Mutants Special Edition 1 y lo noveno Uncanny X-Men Annual.  Los dos primers dibuixaus por Smith y los atros dos por Adam. En l'estau espanyol se publicó fa a-saber-los anyos en formato Obras maestras de Forum, reeditando-se en Marvel Gold de man de Panini en 2010. Seguntes l'abance d'o Plan editorial de 2019, iste anyo tendrá una nueva edición, asinas que ye de buen conseguir.

Las Guerras asgardianas ye dividiu en dos partes, aluenyadas en lo tiempo. En la primera, un vuelo a on que entre la tripulación tenemos a Cyclops y Madelyne Pryor, dispareixe misteriosament en bell puesto de Canada. Los X-Men i van, de conchunta con la suya versión canadenca, pa mirar de trobar a los suyos ex-companyers (en aquellas envueltas Cyclops y Madelyne no feban parte d'os X-Men). Astí se troban con que, tanto ells como la resta d'os pasachers de l'avión viven en una mena de ciudat asgardiana a on que los suyos problemas s'han solucionau y mesmo han conseguiu bell poder sobrehumano. Cyclops, por eixemplo, controla los suyos rayos opticos, Puk creixe dica prener una estatura "normal", Madelyne consigue poders curativos... Manimenos, luego descubrirán que i hai un pre a pagar por ixos cambios. Un debat que no por cutiano deixa d'estar bien important. ¿Qué somos disposaus a fer pa solucionar los nuestros problemas? ¿Somos solidarias u "vida por vida, primer ye la mia"? Dezaga de tot ye Loki, lo dios asgardiano d'a mentira, qui acaba redotau y a qui las "autoridatz asgardianas" prohiben tornar a interferir en la vida d'os X-Men.

En la segunda parte, los Nuevos Mutantes son transportados ta Asgard a on que, por un problema de transportación de Magik, acaban espardius por tot ixe mundo. Astí, cadaúna d'ellas vivirá una aventura propia entre que consiguen achuntar-se de nuevas pa luitar contra La Encantadora en un primer momento y contra lo mesmo Loki dimpués, prebando de rescatar a Storm. I contarán, prou que sí, con l'aduya d'os X-Men.

Nos trobamos debant d'un d'os grans primers crossovers mutant. Lo que agora nos pareixe normal, l'emplego de personaches arrienda en una aventura mutant, t'a part d'alavez estió tot un acontecimiento, en chuntar-se tantismos superherois en nomás quatre grapas. Ixe esquema d'aventura se copiaría, modificaría y ixamplaría a-saber-las vegadas en los siguients anyos, esdevenindo ya un costumbre y mesmo una d'as ferramientas mas emplegadas dende Marvel y atras editorials de comic superheroico con universo coherent.

Pero por si tot ixe trapacil de personaches mutants podese pareixer-le poco a belún, en istas pachinas fan acto de presencia buena cosa d'asgardianos famosos: Surtur, Eritri, La Encantadora, Loki, Hela... totz fueras de Odín, que yera dispareixiu, y lo propio Thor.

En Las Guerras Asgardianas no i hai ni un segundo pa alentar. En cada pachina son pasando cosas arrienda, con emoción, diversión, drama y mesmo bell momento comico. Una historia que agora levaría a-saber-los numeros de contar, que se faría un macroevento con un "alpha", un "omega", catorce precuelas, especials en cada colección y dotze dibuixants diferents pa poder editar-lo tot en tres meses. En los ueitanta, con una centena larga de pachinas se feba una obra mayestra como ista. Que las d'agora tienen atras cosas a la suya favor, pero la capacidat de condensación d'ista obra yera admirable mesmo pa los standards d'alavez.

Puro Claremont, iste tebeo afunda prou en la personalidat d'as suyas protagonistas y en las relacions entre ellas. Ubre filos argumentals que tardarían anyos a zarrar-se. Muitas d'as decisions que se i prenen tendrían conseqüencias a posteriori, lo que ha fa inevitable la suya lectura pa qualsiquier que quiera conoixer bell poquet la historia d'os mutants marvelitas. Pero de vez, ye un comic que se puet leyer perfectament isolau de toda la patacada de numeros que s'heban escrito antes. Una aventura que se disfruta en cada vinyeta y bafarada.